top of page

Colegas y familiares encaran la muerte de los 5 tripulantes del submarino Titán

Familiares y colegas lloraron el viernes a las cinco personas que murieron cuando el sumergible implosionó en el Atlántico Norte durante una inmersión profunda mientras se dirigían a los restos del Titanic.
Familiares lloran a los tripulantes del TITAN de Ocean Gate
Los estudiantes de la escuela de arte dan los toques finales a una pintura que representa a cinco personas a bordo de un sumergible Titán, que desapareció cerca de los restos del Titanic, en Mumbai el 22 de junio de 2023. (Foto de INDRANIL MUKHERJEE / AFP) /

Familiares y colegas lloraron el viernes a las cinco personas que murieron cuando el sumergible implosionó en el Atlántico Norte durante una inmersión profunda mientras se dirigían a los restos del Titanic, lo que provocó preguntas sobre las reglas de seguridad para tales aventuras en las profundidades del océano.


Los escombros del sumergible Titán, que había estado desaparecido desde el domingo, fueron detectados el jueves por un vehículo de buceo robótico desplegado desde un barco canadiense como parte de un esfuerzo de rescate internacional.


Los restos del sumergible, que perdió contacto con un barco de superficie alrededor de 1 hora y 45 minutos después de un descenso de 2 horas, fueron descubiertos en el lecho marino a unos 488 metros (1600 pies) de la proa del naufragio del Titanic, a unos 2-1/2 millas (4 km) debajo de la superficie, dijo el contraalmirante de la Guardia Costera de EEUU, John Mauger.


Mauger dijo a los periodistas el jueves que los escombros aparentaban ser el resultado de "una implosión catastrófica del aparato".


Las víctimas incluyen al estadounidense Stockton Rush, fundador y director ejecutivo de OceanGate Expeditions, que operaba el sumergible y cobraba 250.000 dólares por persona para hacer el viaje al Titanic. Rush piloteaba el sumergible.


Las otras víctimas son el multimillonario y explorador británico Hamish Harding, de 58 años; el empresario pakistaní Shahzada Dawood, de 48 años, y su hijo Suleman, de 19, ambos ciudadanos británicos; y el oceanógrafo francés Paul-Henri Nargeolet, de 77 años.


"Estos hombres eran verdaderos exploradores que compartían un espíritu distintivo de aventura y una profunda pasión por explorar y proteger los océanos del mundo", dijo OceanGate.


Guillermo Söhnlein, quien cofundó OceanGate con Rush en 2009, dijo que Rush era "muy consciente" de los peligros de explorar las profundidades del océano.


"Stockton fue uno de los administradores de riesgos más astutos que he conocido", dijo Söhnlein, quien dejó la compañía en 2013 y retuvo una participación minoritaria.


El explorador británico del Titanic, Dik Barton, rindió homenaje al trabajo de su amigo Nargeolet, pero señaló los problemas que surgieron con el diseño y el mantenimiento de la nave. "Todo el mundo es sabio después del evento, pero como escuchamos antes, desafortunadamente hubo muchas banderas rojas ondeando aquí", dijo en alusión a las alertas previas.


Las preguntas sobre la seguridad de Titán surgieron en 2018 durante un simposio de expertos de la industria sumergible y en una demanda del exjefe de operaciones marinas de OceanGate, que se resolvió más tarde ese año.


La cobertura mediática mundial de la búsqueda eclipsó las secuelas de un desastre mucho mayor por el naufragio de un barco de migrantes frente a Grecia la semana pasada que mató a cientos de personas.


Esfuerzo internacional

Equipos de Estados Unidos, Canadá, Francia y Gran Bretaña pasaron días explorando una vasta extensión de mar abierto en busca del Titán.


Mauger de la Guardia Costera de EEUU dijo que era demasiado pronto para decir cuándo habría ocurrido el evento que llevó al fin de Titán.


La posición de los escombros relativamente cerca del naufragio sugirió que habría ocurrido cerca del final del descenso el domingo.


La Marina de EEUU monitorea esa parte del Atlántico en busca de actividad submarina y dijo que un análisis de datos acústicos detectó "una anomalía consistente con una implosión o explosión" cerca de la ubicación del sumergible cuando se perdió la comunicación con Titán.


Los datos acústicos se compartieron de inmediato con el comando unificado encabezado por la Guardia Costera de EE.UU, según funcionarios de la Marina, que hablaron bajo condición de anonimato. Se decidió que los datos acústicos no eran definitivos y la misión de búsqueda y salvamento debía continuar.


Un oficial de la Marina dijo que, si bien no estaba claro de inmediato cuál sería el costo para la Marina del esfuerzo de rescate, era probable que fuera insignificante.


El cineasta James Cameron, quien dirigió la película "Titanic", ganadora del Oscar en 1997, que hizo mucho para revivir el interés mundial en el transatlántico británico que se hundió en 1912, dijo que se enteró de los hallazgos acústicos un día después de la desaparición del sumergible y sabía lo que significaba.


"Envié correos electrónicos a todos los que conozco y les dije que habíamos perdido algunos amigos. El submarino había implosionado", dijo a Reuters Cameron.


El científico y periodista Michael Guillén, quien sobrevivió a una expedición en 2000 que quedó atrapada en la hélice del naufragio, dijo: "Necesitamos detenernos, hacer una pausa y hacer esta pregunta, '¿por qué quieres ir al Titanic y cómo llegas allí? ¿sin peligro?'".


El Titanic se hundió tras chocar contra un iceberg en su primer viaje, costando la vida a más de 1.500 personas a bordo. Los restos se encuentran a unas 900 millas (1450 km) al este de Cape Cod, Massachusetts, y a 400 millas (640 km) al sur de St. John's, Newfoundland.


Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter, Instagram, TikTok.

2 visualizaciones

Yorumlar


Banner Tik Tok.png
bottom of page