top of page

El periodismo en Ecuador cierra filas frente al envío de cartas bomba

Gremio de periodistas ecuatoriano dice que los ataques no los silenciarán. Al contrario, aseguran, es un motivo para unirse y seguir informando a la comunidad con veracidad.

QUITO / BOGOTÁ — Asociaciones de medios de comunicación y gremios de periodistas condenaron enérgicamente la aparición de sobres con artefactos explosivos en diversas salas de redacción de medios en Quito y Guayaquil.


Los sobres con explosivos fueron enviados a cinco periodistas, cuatro de los cuales recibieron el paquete, y uno ellos incluso estalló cuando el periodista y presentador Lenín Artieda lo analizaba, cuando se encontraba en el departamento de noticias del canal de televisión Ecuavisa.


Las amenazas estuvieron dirigidas a televisoras como Ecuavisa, Teleamazonas y TC Televisión. Además de contra el periodista Miguel Rivadeneira, quien acredita 44 años de ejercicio profesional y conduce un programa de radio.


“Es un mensaje de amenaza para tratar de amedrentar los mensajes que hemos venido enarbolando, que es un periodismo honesto, responsable, el ejercicio de un periodismo de resistencia cívica, pacífica, democrática, en busca de la verdad y que, claro, eso incomoda a sectores corruptos, que ha crecido sustancialmente en el Ecuador”, dijo Rivadeneira, quien recibió un sobre con presunto explosivo, a la Voz de América.


El periodista recuerda que recibió un sobre el jueves, con una memoria USB, que fue abierto, sin encontrar nada relevante adentro. Pero que, cuando se enteró de la explosión en Ecuavisa, se dio cuenta de que se trataba de un envío de la misma naturaleza.


"Inmediatamente, este lunes, lo entregué a la policía, quien examinó y determinó que era un pen drive con explosivo dentro", explicó Rivadeneira, quien aboga por una investigación exhaustiva y quien asegura que ha estado en contacto con las autoridades, pero que no se le ha formalizado ningún tipo de protección.

Por su parte, Hugo Pineda, secretario de la Unión Nacional de Periodistas, dice que el gremio está preocupado, pero que el hecho no va a censurarlos. Al contrario, sostiene, es una oportunidad de continuar informando.


“Esto no nos va a detener, no nos va a callar, al contrario, nos demuestra que estamos avanzando por un camino correcto, un camino coherente; dándole información veraz, certera, oportuna, contrastada, certificada a nuestra audiencia”, dijo el secretario a la VOA.


Y agrega que, en vez de debilitarlos, los periodistas se han reunido "a través de una motivación en común que es la libertad de expresión, y -como gremios, como periodistas, como colegas comunicadores- hemos exigido de una manera firme de una manera contundente y categórica, que las autoridades del Estado nos respalden en nuestro trabajo periodístico".


El miércoles, la Alianza Informativa Latinoamericana se unió al rechazo. En un comunicado, manifestó la condena ante cualquier acto violento que afecte a la libertad de prensa: “Nos solidarizamos con nuestra cadena hermana Ecuavisa y rechazamos vehementemente cualquier hecho violento que atente contra la libertad de prensa".


Un día antes, el presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), Michael Greenspon, y el presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información, Carlos Jornet, urgieron al gobierno "a actuar con prontitud para dar con los responsables".


Y señalaron, en un comunicado conjunto, que la organización se mantendrá "atenta al desarrollo de esta grave situación que deja en estado de conmoción a los periodistas y a las empresas de comunicación".


Las investigaciones

El martes, el gobierno ecuatoriano informó que identificó a la persona que envió los sobres con explosivos.


El ministro del Interior, Juan Zapata, dijo el lunes a periodistas que los cinco paquetes contenían la misma memoria USB con un detonante “y se presume que habrían sido instaladas por la misma persona. Se ha identificado a la persona que envía, es el mismo remitente”.


El Estado, a través de diversas instituciones, activó mecanismos para proteger a los periodistas afectados, garantizar el libre ejercicio de la libertad de expresión e inició una investigación, por el delito de “terrorismo”.


Así lo aseguró Zapata, quien anunció la activación los protocolos que corresponden y la generación de las investigaciones.


Pineda también manifestó que se "ha activado, junto con la Fiscalía, los protocolos para acelerar estos estas investigaciones y dar la debida protección para el ejercicio periodístico" en Ecuador.


Este no es el primera ataque contra la prensa, en Ecuador. En octubre de 2022, la cadena de televisión RTS, fue víctima de tiroteos, en Guayaquil. Dos años después, un cartucho de dinamita explotó junto a las instalaciones del canal Teleamazonas, en la misma ciudad.


Gracias a Voz de América

Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter, TikTok e Instagram.

3 visualizaciones

Commentaires


Banner Tik Tok.png
bottom of page